totem

Un Tótem

Tinta y acuarela

Por miedo a que se perdiesen para siempre, construyó un Tótem en el que guardaba todos los besos que nunca habían llegado, los mensajes sin contestar, las citas olvidadas, las promesas que no se habían cumplido, los abrazos desperdiciados y los “Te quiero” sin respuesta.

Lo colocó en la montaña más alta para que, así, todos pudiesen verlo y recordar una historia de amor. Incluso aquellos que nunca habían tenido una.


postura

Un juego que nos gustaba

Tinta, acuarela y lápices de colores

Hacíamos todo lo posible para no tocarnos el corazón.
Pero en algún momento uno de los dos se despistó y terminamos con él hecho pedazos.